Síncopas y Estilos Musicales

Las síncopas se agrupan dentro de la categoría que conocemos como acentos irregulares, junto a los contratiempos; dichos acentos suceden cuando un sonido inicia en un tiempo débil (o parte débil de un tiempo) y se prolongan hacia un tiempo fuerte (o parte fuerte de un tiempo).

Este concepto, en apariencia tan sencillo, presenta verdaderos retos a la comprensión de la interpretación musical y resulta determinante al momento de ejecutar de manera correcta diversos estilos musicales.

En LEAmaníacos hicimos un par de preguntas sencillas acerca de este tema y la cantidad de respuestas equivocadas ha sido alarmante, sobre todo si tenemos en cuenta que muchas de éstas vinieron de músicos profesionales o en formación profesional.

Por ello decidimos ir un paso más allá y brindamos un webinar gratuito para profundizar este tema. Comprendemos que muchas de las formaciones modernas de música carecen del tiempo necesario para abordar algunos temas en su verdadera dimensión y desde este espacio buscamos colocar nuestro granito de arena en pos de la formación musical. Por ello queremos invitarlos a ver la grabación de dicho webinar. Les agradecemos comentar y compartir este post. Mira el webinar haciendo clic en:

ScreenHunter_06 Jun. 26 10.02

https://www.bigmarker.com/semusicaclases/S-ncopas-y-Estilos-Musicales/

También te puede interesar:

Anuncios

Una pregunta, demasiadas respuestas

Hace pocos días publicamos las siguientes preguntas relacionadas a las síncopas, en nuestro Fan Page LEAmaníacos, en las que pedíamos identificarlas:

Síncopa - pregunta 1

Y también:

Síncopa - pregunta 2

Ha sido impresionante la cantidad de respuestas equivocadas que hemos recibido al respecto y la poca claridad acerca del concepto mismo de lo que son las síncopas. Lo más llamativo reside en que las síncopas tienen una manera propia de ser ejecutadas, que en muchos casos van a ser determinantes para darle el sentido correcto a diversos estilos musicales, y si no se la conoce corremos el riesgo de perder mucho dinero en horas de grabaciones en estudio para lograr la interpretación correcta de una canción.

Teniendo en cuenta que sólo existe una respuesta correcta para cada una de las preguntas planteadas, la diversidad de comentarios nos ha llamado la atención y hemos decidido dar una conferencia online gratuita para aclarar este tema este sábado 24 de junio a las 10:30 am. (Hora de Perú y Colombia).

Para participar sólo debes llenar el siguiente formulario y compartir este post en tu muro de Facebook:

Te dejamos una pregunta más y !nos vemos este sábado!:

Pregunta síncopa 3-1

¿Qué dices al respecto?
¡Comenta tus respuestas en este post!

También te puede interesar ver las respuestas en: Síncopas y Estilos Musicales

Reescribiendo la Salsa

Hace un buen tiempo que vengo reflexionando acerca de la escritura de la Salsa. Si bien el principio fundamental de la escritura musical busca facilitar la lectura del intérprete, la misma debe también ayudar a entender, en su justa estructura, a cada estilo musical. Y para el caso de este importante estilo, la escritura occidentalizada en 4/4 o 2/2, desde nuestro humilde punto de vista, no le hace justicia.

Aunque todavía me encuentro desarrollando una idea-propuesta al respecto, quisiera compartir con ustedes las que, a modo de exploración, vengo trabajando.

En primer lugar consideremos el patrón principal de la clave como la marcación de los tiempos reales de la salsa. Con ello planteamos 4 tiempos de duraciones distinas (salvo el primero y segundo que son iguales) en el que:

  • El tiempo 1 tiene 3 corcheas
  • El tiempo 2 tiene 3 corcheas
  • El tiempo 3 tiene 6 corcheas
  • El tiempo 4 tiene 4 corcheas

Con ello las unidades de tiempo serían:

  • Tiempo uno: Negra con puntillo
  • Tiempo dos: Negra con puntillo
  • Tiempo tres: Blanca con puntillo
  • Tiempo cuatro: Blanca

En donde las condiciones son:

a) Las corcheas tienen igual duración, y
b) Los acentos van en la primera corchea de los 3 primeros tiempos y el cuarto tiempo es débil.

Como ejemplo les propongo leer: Propuesta Salsa 2-1

¿Parece enredado?

Los invito a hacer la prueba de leer la siguiente partitura escuchando la canción:



Escúchenla un par de veces siguiendo la línea vocal y un par de veces oyendo con más atención lo instrumental (el bajo por ejemplo) y cómo todo se enlaza.

Les garantizo que es mucho más sencillo y lógico de seguir y entender.

Por favor, los invito a comentar sus puntos de vista sobre esta propuesta exploratoria; en especial de los profesionales en el estilo.

También te puede interesar:

“Nada hay tan poderoso como el ritmo”

En esta ocasión compartimos con ustedes unas reflexiones acerca del ritmo realizados por nuestro querido amigo y distinguido músico: Pancho Vallejos desde su cuenta de Facebook:
“Todo lo que existe tiene ritmo, desde los movimientos de los planetas hasta las partículas más ínfimas del mundo, y vivimos por el ritmo de la inspiración y de la expiración así como el ritmo del día y de la noche. El ritmo nos ordena, nos da vida, lo tenemos desde que funciona nuestro corazón. “Las formas superiores del ritmo – espirituales e intelectuales – se cumple a través de la propia vida y de una práctica basada en el instinto”, como también de una educación. Significa, el lenguaje de la vida en forma viva.


Para buscar el ritmo hay que oír y escuchar. Cuando el ritmo es exacto lo sientes con todos tus sentidos. Te invade una especie de confianza cuando te dejas llevar por el ritmo. Pero también hay que controlarlo. Se aprende haciendo ritmo. En el hacer se aprenderá progresivamente la técnica y la interpretación como la improvisación. Además, sensibiliza la memoria, la audición, el pensamiento, mejora la concentración y ayuda al desarrollo biopsicomotor. El ritmo desarrolla un sentimiento social, colectivo, personal y disciplinado.


“El ritmo como portador de fuertes impulsos síquicos y físicos hace pasar a un segundo plano procesos mentales discordes produciendo relajación en la persona” y no existe forma única de iniciar la enseñanza del ritmo. Es importante comenzar bien nada más.”

Publicado con autorización de su autor y citado en el primer párrafo de esta publicación.