¿Para qué me sirve el solfeo entonado?

Imagen
A más de uno nos ha causado sorpresa que al iniciar formalmente nuestro aprendizaje musical, en alguna escuela o conservatorio, se nos haya exigido aprender la habilidad del solfeo melódico o entonado. Más sorpresa nos causa aún el hecho que se le dé tanta importancia en la formación musical, constituyendo casi la médula del entrenamiento profesional.

Uno suele decirse a sí mismo: “Aguarda, si yo soy instrumentista (muy bueno, por cierto) y jamás en la vida estaré dispuesto a cantar ni siquiera los coros de ninguna canción, ¿por qué debo aprender a cantar? y ¿por qué, además, los profesores me exigen tanto la perfección de mi afinación?, si a mí ¡no me gusta cantar! (Que a muchos no les guste cantar no es tan extraño, sin embargo constituye nuestra primera dificultad a vencer).

El error de este planteamiento se encuentra en la primera pregunta, ya que, en la formación musical, el solfeo entonado no tiene como objetivo el que debamos “aprender a cantar”, sino que, para desarrollar esta habilidad, debemos “saber cantar” previamente. “¡¿Qué?! ¿y si no sé cantar?”, pues se aprende.

Otra dificultad con la que nos topamos es que muy pocos docentes saben explicar con claridad cuál es el objetivo del estudio de este tipo de solfeo y, como es lógico, cuando no sabemos bien el por qué debemos realizar cierta actividad, no nos sentimos motivados a realizarla.

Pues bien, entonces ¿para qué sirve el aprendizaje del solfeo entonado?:

  1. Para afinar el oído. Nuestro oído se desarrolla según lo que hacemos con nuestra voz. No es muy distinto al proceso de aprendizaje de cualquier idioma; para poder reconocer auditivamente las palabras de un idioma nuevo, debemos ser capaces de pronunciarlas; mientras mejor las pronunciemos, más fácil se nos hará reconocerlas cuando las escuchemos. Sucede lo mismo con las notas y relaciones musicales: mientras mejor las “pronunciemos” (esto significa que las afinemos con exactitud), se nos hará más fácil reconocerlas auditivamente. Esforzarnos en la entonación perfectamente afinada de notas, escalas, intervalos, triadas, etc. le dará a nuestro oído la capacidad de reconocer las relaciones sonoras de la música.
  2. Para desarrollar el oído interno. ¿Qué es el “oído interno”? Es la capacidad de saber “cómo suenan” las notas y demás relaciones sonoras interiormente, sin que éstas estén siendo producidas por algún instrumento. Mucha gente se sorprende de cómo Beethoven fue capaz de seguir componiendo luego de haber perdido su capacidad de audición. Este genio musical tenía desarrollado en un nivel muy alto su oído interno; él sabía cómo sonaba todo lo que escribía. Con el desarrollo de mi oído interno puedo saber cómo suena una obra musical sólo con leer la partitura.Algunos autores sostienen que J. S. Bach escribió la “Ofrenda Musical” y “El Arte de la Fuga” para que “sonaran interiormente” en las personas sólo con leer las partituras y que es por esta razón que no señaló los instrumentos con los que debían ser interpretadas.
  3. Para desarrollar el pensamiento musical. Cuando aprendemos un nuevo idioma no sólo necesitamos poder pronunciar y reconocer las palabras, sino que se vuelve fundamental el desarrollar la capacidad de entender los que éstas intentan transmitir. Del mismo modo sucede en la música. A través del solfeo entonado podemos aprender la gramática musical, en especial si este tipo de solfeo se enfoca desde el desarrollo de las funciones tonales (en especial cuando entonamos a varias voces), el rol de los distintos grados de las escalas y la manera en que se enlazan, los giros melódicos, las formas y estilos musicales, etc. Es decir que podemos ir entendiendo, con mayor profundidad, el Lenguaje Musical.

Podemos deducir, por las razones mencionadas, la importancia fundamental del aprendizaje de este tipo de lectura en la formación musical profesional. Ningún músico que aspire llegar lejos en su carrera puede hacer a un lado su capacidad de afinación, su oído interno ni su comprensión del lenguaje musical.

Recuerdo que las mayores dificultades que enfrenté, en mi etapa de estudiante de música, estaban relacionadas a la entonación afinada; por varios motivos: falta de hábito de canto, timidez y ausencia total de técnica vocal. Posteriormente descubrí que la afinación vocal depende de manejar, siquiera de manera básica, algunos aspectos fundamentales de la técnica vocal, que a su vez te brindan mayor seguridad en tu desempeño musical. En este sentido, romper nuestros prejuicios respecto al canto y comprender que todos podemos aprender a cantar correctamente, se torna fundamental.

Actualmente, en mi labor docente, intento aclarar estos puntos a mi estudiantes y busco ayudarlos a superar sus dificultades, tanto técnicas como anímicas, en su perfeccionamiento de esta habilidad tan esencial de nuestra preparación. Considero éste el primer paso imprescindible en la formación de músicos hábiles e interesados en un manejo amplio y rico del único lenguaje capaz de llegar a lo más profundo de todos los seres humanos: La Música.

También te puede interesar:

Anuncios

57 pensamientos en “¿Para qué me sirve el solfeo entonado?

  1. Pingback: Para empezar a entonar | Sé Música

  2. Pingback: #Tip de entonado: Con la tónica en el centro | Sé Música

  3. Con el desgraciado invento del Ritmo y Lectura sin entonar, los profesores entrenan a los alumnos durante horas y horas a no tener en cuenta la armadura de la tonalidad, las alteraciones accidentales, las indicaciones de las dinámicas, los signos de expresión musical, etc.,etc., y luego es imposible que un profesor de instrumento sea capaz con muchos alumnos de enseñarles todo ello. El daño ya está hecho y para algunos niños es una tara imposible de superar.

    Me gusta

    • Hola José, pienso que el problema está en la falta de integración y/o omisión de los elementos que forman el entrenamiento de un músico. No debemos olvidar el objetivo principal de la formación musical: La comprensión de la música.
      ¡Gracias por comentar!

      Me gusta

  4. Buenos dias, actualmente estudio trompeta ya que estoy por ingresar en una banda militar, pero se me pide que realice una prueba de solfeo entonado. Quisiera saber si hay algun libro o ejercicios que pueda realizar. Gracias

    Me gusta

  5. Te falta uno de los motivos más importantes para aprender a cantar: El fraseo.

    La concepción del fraseo en toda la música deriva de la necesidad de respirar.
    La mayor parte de la música se “frasea” aunque no se cante. Los cantantes lo tienen claro (no conozco a ninguno que haya muerto por asfixia). Así que un cantante decente es capaz de frasear de forma natural. Sin embargo un pianista puede tocar del tirón una sonata entera sin terminar en Urgencias, por lo que el fraseo no es tan natural, lo aprenderá, pero no será tan instintivo.
    Por eso es muy recomendable para cualquier instrumentista aprender a cantar.
    Hay otros instrumentos que también enseñan a frasear, los de viento y los de arco, pero la voz humana tiene un nivel de detalles y articulaciones que no tienen rival.

    Me gusta

  6. Pingback: ¿Para qué me sirve el solfeo entonado?

  7. Hola! Muchas gracias por hablar de solfeo, una pregunta, cuando estoy entonando el solfeo ayudándose con el piano, cual octava podemos usar? por ejemplo en el caso de los hombres, de Do 3 a Do 4, o puede ser ser de Do 4 a Do 5? o se usan ambas? Espero me haya explicado y espero me puedas contestar. Gracias!! Abdel

    Me gusta

  8. Hola! Estos artículos me han servido bastante.Recién entré a una escuela de música,llevo 1 año dentro pero ya estoy por entrar al propedeutico (que son 4 semestres antes de la licenciatura) y tengo mucho problema con el solfeo entonado, o sea sí reconozco las notas y si puedo leer rítmicamente,pero al hacerlo junto no puedo. ): No sé que hacer para poder mejorar. ¿Qué puedo hacer?

    Me gusta

    • Hola Fernanda,

      Lo que nos cuentas es una difcultad bastante común por la que pasamos la mayoría al iniciar nuestros estudios musicales. Aunque existen diversas formas de resolverla te aconsejamos estudiar tus solfeos en fragmentos pequeños (de un par de compase aproximadamente), primero entonar bien las notas sin el ritmo y cuando estés muy segura de las notas aplicarles el ritmo. Estudiar lento es fundamental, de preferencia para el entonado llevar un pulso en compás simple de negra=40. Al principio es difícil, pero en poco tiempo se logra dominar esta velocidad. Recuerda que lo primordial en este tipo de solfeo es la manera en la que se va entrenando tu oído y si pasas muy rápido por la notas tu mente no tendrá chance de educarlo.

      Espero que estos pequeños tips te sirvan de ayuda.

      ¡Saludos!

      Me gusta

  9. Pingback: ¿Para que me sirve el Solfeo entonado? - Quetescuchen

  10. Gracias por el articulo Daniel, me dio mucha curiosidad que de igual forma tu apellido es Ravelo, pero bueno te cuento un poco de mi historia musical soy guitarrista y en efecto al principio me daba mucha pena cantar, tuve la fortuna de tomar clases de solfeo con un maestro que es director coral egresado del conser, el me ayudo a superar ese trauma que te impone la gente que es cantar, desde entonces no suelto el diapasón y aun que ya no tomo clases con el, este momento disfruto mucho cuando hago mis ejercicios de entonación aun que no siempre afino a la perfección, pero como todo en la música para la gente que no nace con ese talento nato y lo tiene que desarroyar, hay que tener determinacion, paciencia y constancia.

    Me gusta

  11. hola soy estudiante de música en mi ciudad y e dejado de lado mucho tiempo esta area que es el solfeo, una por frustración por que no me considero haber nacido con una ”buena” vos para cantar, me cuesta mucho afinar y debido a eso no me llama la atención practicarlo, por lo tanto me he centrado mas en el estudio del instrumento que creo que es en lo que mas me destaco. leí tu articulo y me di cuenta de que estas en lo cierto!!! la falta de practica de solfeo me va a complicar la tarea como docente en mis practicas frente a los alumnos, como puedo hacer para retomar el estudio del solfeo tienes alguna bibliográfica para recomendarme que sea bastante didáctica ? por que como te dije antes no me llama mucho la atención cantar y los ejercicios clásicos de solfeo a veces se hacen muy tedeosos . . . gracias saludos !!!

    Me gusta

  12. Como profesora yo también descubrí que los alumnos mejoran la entonación si tienen un mínimo de técnica vocal: abrir la boca, pronunciar con claridad…. pero también les exigo esa técnica en las lecciones de ritmo que hacemos sin entonar ya que una pronunciación clara y con un buen tono de voz ayuda a “sentir” mejor los ritmos, y hacer las lecciones algo menos “aburridas”…..

    Me gusta

  13. Hola, me ha encantado leer este artículo. El Lenguaje Musical y su didáctica parece que no preocupan o interesan mucho y es uno de los motivos por los que tantos alumnos no quieren seguir con sus estudios musicales, y no me extraña…. Los alumnos que tienen la suerte de tener un talento innato para la lectura y, sobre todo para la entonación (es decir que ya saben los sonidos previamente porque tienen “buen oído musical”) no tienen mucho problema pero cuando ese oido interno lo tienen que adquirir, faltan métodos y profesores que sepan dirigir ese entrenamiento separando cada elemento y dando pautas sobre cómo conseguirlo. Cuando consiguen esas habilidades y han abierto su mente a sonidos, ritmos, lectura rápida de notas, y todo lo que cabe en una partitura, la sensación de dominar el lenguaje de la partitura es tan gratificante que ya no necesitan más motivación ni más explicación……

    Me gusta

    • Muchas gracias por tus comentarios, Elena. Me ha parecido muy interesante lo de la técnica vocal también en la lectura rítmica. El entrenamiento musical puede ser muy interesante y motivador o aburrido y tedioso, según la forma en que lo guíe el docente. ¡Saludos!

      Me gusta

  14. esto es como todo , poner mucho interés por lo que haces, con lo cual tienes que dar con una persona adecuada, que sepa, ame la música y te enseñe a amarla, eso te abrirá los ojos y la mente y despues trabajarlo con horas,horas, y más horas,….pero además, a ser posible con método, imagina que eres un deportista de élite, según los objetivos que quieras alcanzar, así deberas entrenarte, aunque seas autodidacta…siempre viene bien un buen entrenador que sepa guiarte, el camino es mas corto de esta forma. El problema está en uno mismo, al no tener la música como algo primordial ó necesario para nuestras vidas, como el comer..seguimos tonteando con los instrumentos que suenan a algo y es mucho más divertido ¿o no es verdad?

    Me gusta

  15. Saludos desde Burgos. Un 10 sobre 10 a todo el artículo. Como hijo de músico, músico en ejercicio como 2ª actividad y padre de 2 hijos que han pasado por el conservatorio local, lamento tener que decir que en el tema del SOLFEO (es que la expresión “Lenguaje Musical” me produce inflamación en mis gónadas reproductoras), por lo menos en lo que he visto en mis chicos, como no lo lleves tú de casa al conservatorio sabido, date por muerto. Nos colocan un libro con partituras con alteraciones y sólamente hay que leerlo sin entonar; el libro que hay que entonar contiene cancioncitas que llevan acompañamientos modernos cuya audición no prepara en absoluto el oído para la música. Dios guarde al método LAZ (ahí sí que se entonaba y se leía como Dios manda) muchos años.

    Me gusta

  16. Nada se puede interpretar tan bién en canto o instrumento, sin un previo solfeo, que en el que tiene un buen aprendizaje, llega a ser instantáneo. Como me formé 60 años atrás eso era natural, no necesitaba énfasis, y en los exámenes había dos parámetro calificables que desaparecieron, oído, que significaba la identificación de la altura real del sonido y su lugar en la escritura, en la clave que corresponda,el otro se llamaba °repentización°, que es la lectura rítmica y cantada a primera vista. Si esto se siguiera haciendo con exigencia, mucho tiempo se ahorraría, y mucha destreza se adquiriría. Si es que leen el prefacio del Entrenamiento de Hindemith,
    se verá que él, en la década del 40, en el °1er. mundo°, basa su obra en las carencias que encuentra en la preparación de sus alumnos en la universidad. Tampoco no es modestia, sino precisión, con elemental, alude al estudio de los elementos musicales, no la escala de°lo fácil°. Posiblemente me soy gravemente anacrónico, por que en mi enseñar y en el de quienes me rodean, aún sigo tratando de que el músico sea esmerao, y a pesar de mi edad, 73, uno de los pocos males que me aqueja, es que en mi medio encarguen a gente que no lee, palabras, para dirigir instituciones, y a gente que no solfea para dirigir orquestas, y así nos va.

    Me gusta

  17. Excelente artículo. Soy profesor de piano en el Conservatorio Superior de Málaga. En mi juventud, enseñe solfeó durante unos pocos cursos. Aunque de eso hace casi treinta años. Encuentro lo que dices de una lógica y naturalidad musical absoluta. Y además, muy bien expresado. Enhorabuena , colega!!

    Me gusta

  18. Muy buen artículo. Muy instructivo. Solo soy aficionado, estudié algo de música hace algunos años y con el tiempo me convencí que aprender a leer una partitura (también escribirla) y la práctica del solfeo son fundamentales para el desarrollo del “oído”, aunque en general resulta tedioso al comienzo.

    Me gusta

    • Hola Aldo. Es verdad que al principio puede ser un poco tedioso el estudio del lenguaje musical, pero con la práctica se va volviendo más interesante y uno disfruta mucho de los frutos que se obtienen. Gracias por comentar.
      Saludos.

      Me gusta

  19. En algunos casos por la práctica del “nota a nota” y del exceso de dificultades que se ponen (todas juntas) en las lecciones, como cambios bruscos de compás, de clave, de tesitura, de figuras rítmicas… que convierten las lecciones en carreras de obstáculos y dificultan toda expresión.

    Me gusta

  20. Soy músico profesional (pianista – educador) de la U. de A. y, a propósito del tema en cuestión, un irredento entusiasta de los idiomas. Me parece bien interesante el artículo, por lo que mi intención es sólo contribuirle a éste de manera positiva. Personalmente exhorto insistentemente a mis estudiantes a que aborden con responsabilidad y esmero el estudio de la música, que traten de comprender su complejidad y se entreguen de lleno a su práctica, cuando veo que es el caso. Por otra parte, soy un profundo disidente del sistema educativo musical actual, sobre todo en este país (Colombia), sistema caduco y con más desméritos que bondades que contar. Creo que sería muy interesante y acaso necesario saber cuáles son las fuentes, es decir, las investigaciones -de haberlas- con base en las cuales se fundamenta cada uno de los tres puntos que menciona el autor. Aun cuando tales afirmaciones parecieran ser evidentes, recordemos que debe siempre haber una investigación que avale lo que un autor dice, sobre todo cuando es de tal envergadura. El tema tal cual expuesto, pareciera más bien informal y a manera de experiencia personal, que investigativo. Hay que recordar los casos de personas que aun entendiendo bastante bien un idioma, no saben hablarlo o se les dificulta. El caso de los niños más pequeños que aun cuando entienden lo que se les dice, a veces no pueden pronunciarlo. Personas que, cantando más afinado el vendedor de aguacates, poseen un muy buen oído armónico, por ejemplo (los conozco personalmente), no sé si les haya pasado. Ahora bien, observemos las personas que cantan muy bien (en cuanto a afinación), pero que les cuesta trabajo cantar pensando intelectualmente en cada altura o intervalo: allí fracasan… ¿no tienen oído porque no pueden cantar los intervalos pensando concienzudamente en ellos, aun cuando sí los afinan en un contexto meramente musical? Creo que es algo parecido a lo que algún autor ha dicho sobre el juego del ajedrez: “El ajedrez es muy bueno porque con su práctica ayuda a la gente a… …jugar muy bien el ajedrez”. El solfeo cantado, considero, es un aspecto de la enseñanza musical cuya práctica insistente no nos traerá mayores beneficios más allá de sí mismo. Hay que enseñar solfeo porque la gente debe solfear en algunos momentos dentro de su práctica musical. Aspectos del desarrollo musical como el oído interno, se desarrollan escuchando. Si a mí se me pidiera tratar de escuchar internamente una secuencia armónica p.e. (CM7 – A7(b9) – Dm9 – G13 – AbM7) no tendría problemas para imaginármela mentalmente, pues se trata de una progresión bastante básica dentro el territorio del jazz -del cual soy apasionado estudiante y seguidor- y me he esforzado en adquirir un bueno oído, aspecto fundamental, como saben, en esta área. Pero creo que no necesariamente tendría éxito al tratar de escucharla interiormente si sólo me hubiese dedicado a practicar con tenacidad el Solfeo de los Solfeos de Lemoine y Carulli, o el método de Hilarion Eslava. Creo que para forjar conocimiento musical auditivo es de orden prioritario obtener información acústica al momento de la creación conceptual. No creo que el hecho de que yo no pueda cantar bien una séptima mayor suponga necesariamente el que yo no la sepa escuchar sola o en contexto. ¿Qué opinan?

    Me gusta

  21. ¿Solfeo entonado? El solfeo es entonado, si no es lectura.. conozco grandes músicos “instrumentistas” que no afinan ni los pollitos cantando y con su instrumento son grandes maestros y concertistas. Buenas reflexiones pero tiene mitos realmente pasados de piña

    Me gusta

  22. Un buen análisis de lo que un músico debe tener muy claro antes de creerse artista, pues la escencia en la música es reconocer como se mueve y como se ubica cada sonido en nuestro cerebro para ser proyectado dentro de una obra musical sencilla o compleja.

    Me gusta

  23. Quisiera tener tu permiso para publicar este artículo en mi grupo de Facebook, Escuela de Tiple y Requinto de Tiple. Mis alumnos y participantes lo apreciarían y agradecerían mucho.

    Me gusta

  24. Ojalá la primera vez que me acerqué a la música me hubieran hablado tan claro, y no me hubieran castrado..ahora trato de quitarle el miedo y aprender sola, gracias!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s